Leche de Almendras (y de bono – harina de almendras)

28 oct

Pueden creerme que apenas hoy me di cuenta que no he puesto acá la receta de leche de almendras?  y eso que es la cosa que yo mas hago en mi casa, prácticamente la hago todos los días!

La leche de almendras es deliciosa para acompañar el café, como base para jugos y smoothies y se puede usar como un sustituto de la leche de vaca en casi cualquier preparación incluyendo tortas y postres

Las ventajas de la leche de almendras son montones:  no contiene lactosa así que es perfecto para las personas con intolerancia, tiene muchos ácidos grasos buenos, como el omega tres, tiene calcio y montones de vitamina E, hierro… puras cosas bonitas… y además, es absolutamente deliciosa y no necesita refrigeración, por lo que es perfecta para llevarla a la oficina, de camping o en cualquier aventura!

Más que una receta ésta es una técnica bien básica y bien facilita, y una vez prueben los deliciosos resultados y se den cuenta que no les tomó más de cinco minutos prepararla, les prometo que jamás van a querer volver a comprar las leches vegetales carísimas y llenas de químicos que venden en los supermercados … y muchos de ustedes ni siquiera van a querer volver a la leche de vaca!

 

 

Leche de Almendras  RECETA:  LECHE DE ALMENDRAS

Ingredientes (para 1 litro)

  • 1 taza de almendras enteras sin tostar
  • 1 litro de agua pura

 

  •  En un recipiente pequeño poner las almendras y cubrirlas con agua.  Dejar remojar hasta el día siguiente
  • Al siguiente día colar las almendras, enjuagarlas ligeramente y ponerlas en la licuadora con un litro de agua pura.  Licuar a velocidad media por cinco minutos
  • Pasar la leche por un colador de tela, un cedazo de malla muy fina, o por una gaza de queso o media de nylon… cualquier cosa sirve siempre y cuando tenga los huequitos muy finos!  apretar para escurrir la mayor cantidad de leche
  • Disfrutar!!!  se puede guardar hasta por tres días, y es posible que durante ese tiempo se separe un poco, no hay problema, simplemente agítenla antes de tomar!!!

 

Si quieren una leche más dulce, pueden devolverla a la licuadora con una cucharada de miel y una cucharadita de extracto de vainilla!

IMPORTANTE – HARINA DE ALMENDRAS:  una vez hayan colado la leche, por favor no se deshagan del bagazo de almendras que les sobró! es oro en polvo!!!  con decirles que acá en Lima en el mercado venden el kilo de harina de almendras por más de 30 dólares!!!!  lo único que tienen que hacer es ir guardando el bagazo en una bolsita ziploc en el congelador, y una vez tengan una cantidad suficiente la esparcen bien en una lata de galletas y la ponen al horno a temperatura mínima por una hora y media o dos horas, hasta que esté completamente seca.  Si al final tiene algunos grumos la pueden pasar nuevamente por el procesador para que les quede bien finita! y listo!!! deliciosa para hacer pancakes y para recetas sin glúten como ésta maravillosa torta de mandarina!!!

 

que les parece? fácil no??? bueno, quiero ver fotos de sus leches en el facebook de anacocina!!! los espero!!

 

 

Coliflores BBQ con salsa de queso azul

21 oct

a Javi le encanta ver deportes los domingos, y normalmente ver deportes va acompañado de comida chatarra… Ésta receta fue inspiración de un domingo de esos en que estábamos los dos echados en la cama, antojados de comer algo rico pero no queríamos pedir un domicilio ni tampoco cocinar cosas diferentes para los dos (yo no como carne, él si!).  Lo que originalmente pensamos que iba a ser un invento raro y que nos iba a tocar comerlo sólo para no desperdiciar comida se convirtió en uno de los platos favoritos de fin de semana!  es la mezcla perfecta entre los sabores fuertes y típicos de la comida chatarra: las alitas BBQ , pero con un twist sencillísimo para reemplazar el pollo por coliflor… están escépticos?  denle la oportunidad, les prometo que todos los que las prueben las van a amar!

Coliflor BBQ

RECETA:  COLIFLORES BBQ con Salsa de Queso Azul

Ingredientes

Para la salsa de queso azul

  • 1/2 taza de sour cream
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1/2 taza de queso azul desmenuzado
  • 1 cucharadita de sal de ajo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • Jugo de 1 limón
  • sal y pimienta

Para la Coliflor BBQ

  • 1 coliflor mediana
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y Pimienta al gusto
  • 1/2 taza de salsa de tomate ahumado
  • 1/2 taza de salsa BBQ
  • 2 cucharadas de mantequilla
  1. Precalentar el horno a 375F
  2. Preparar la salsa: mezclar todos los ingredientes y ajustar la sazón al gusto.  Reservar (entre más tiempo mejor sabe, así que si la pueden preparar un par de días antes pues aún mejor)
  3. Cortar la coliflor en ramitos medianos (como del tamaño de un nugget de pollo).  En un recipiente grande aderezar con el aceite, la sal y la pimienta, mezclando todo bien.  Poner en una lata para el horno y asar por 35 a 40 minutos, hasta que estén doradas y crujientes por encima y los tallos bien blanditos
  4. Mientras se asan las coliflores, en una sartén grande poner a calentar la salsa de tomate con la salsa BBQ.  Agregar la mantequilla y batir bien hasta incorporar por completo
  5. Sacar la coliflor del horno y agregarla a la sartén con la salsa caliente.  Revolver bien y saltear por dos o tres minutos para que absorban bien la salsa
  6. Servir con el dip de queso azul… y como la comida chatarra, comer con la mano! (eso si, incluír muchas servilletas)

Que antojo no????

Enchiladas de Espinaca

14 oct

Tal como les conté en el facebook la semana pasada, hoy les tengo una receta deliciosa que usa esa rica salsa de tomate de hace ocho días, éstas enchiladas toman un poco de tiempo porque necesitas tres pasos: la salsa de tomate, la salsa de queso y las espinacas salteadas, por lo que cuando las hagan les recomiendo que de una vez se programen para hacer una buena cantidad, de forma que puedan congelar suficientes para el futuro, les prometo que van a hacer un bailecito feliz cuando un día cualquiera lleguen a la casa cansados y hambrientos y recuerden que tienen éstas bellezas listas para ir al hornoEnchiladas de espinacaÉstos últimos días he estado como extraña… primero estuve un poco enferma, pasé varios días resfriada y me costó recuperarme, luego me dio algo en el hombro y no podía mover bien el brazo, y luego éste fin de semana tuve el diplomado de yoga y moví todo mi cuerpo pero también muchas emociones… han sido días raros en que he pasado por todas las emociones, desde la euforia hasta la tristeza… y pues a veces la idea de cocinar para mi sola a la hora del almuerzo no suena tan atractiva, por suerte en esos días siempre puedo recurrir a mi congelador, donde normalmente encuentro cosas ricas que preparé en momentos de mucha energía y concentración!

Éstas enchiladas están bañadas en una deliciosa y cremosita salsa de queso, y están rellenas de espinacas para equilibrarlo porque si uno come espinacas inmediatamente el plato se vuelve saludable cierto???  para servirlas yo les pongo aguacate por encima y un poco de cilantro y listo! una comida bien verde :)

Enchiladas de espinacaRECETA:  ENCHILADAS DE ESPINACAS

Ingredientes (para 8 porciones)

Para la salsa de queso:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina (puede ser reemplazada por harina de yuca para personas que no toleran el gluten)
  • 1 taza de leche tibia
  • 1 taza de queso cheddar rayado (por ustedes, no compren queso que ya viene rayado porque trae agentes antiaglutinantes que cambian la textura)
  • 1/2 cucharadita de salsa picante, al gusto
  • sal y pimienta

Para las enchiladas

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla blanca pequeña cortada en cubitos
  • 1 diente de ajo machacado
  • 10 tazas de hojas de espinacas, cortadas ligeramente
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1 Limón
  • 1/3 taza de cilantro finamente picado
  • 1 taza de queso blanco molido
  • Sal y pimienta
  • 16 tortillas de maíz pequeñas
  • Salsa Mexicana de Tomate Ahumado

Hacer la salsa de queso:

  1. En una olla mediana a fuego medio derretir la mantequilla.  Cuando esté burbujeando agregar la harina de golpe y revolver constantemente por un par de minutos hasta que se forme una pasta gruesa.
  2. Agregar la leche tibia de a pocos, revolviendo preferiblemente con un batidor de globo, hasta que la mezcla espese de manera considerable, aproximadamente 5 minutos.  La salsa base debería ser espesa pero se debe poder chorrear, si está demasiado espesa se le agrega más leche.
  3. Sacar la salsa del fuego y agregar el queso, la salsa picante, la sal y la pimienta.  Revolver hasta que el queso esté completamente derretido y reservar
  4. La salsa espesará mientras se enfría, pero al calentarla nuevamente retoma su textura cremosa

Hacer las enchiladas:

  1. En una sartén a fuego medio agregar el aceite de oliva y una vez caliente saltear las cebollas hasta que estén traslúcidas, agregar el ajo y las espinacas y seguir cocinando hasta que el líquido se evapore y las espinacas estén blandas y se hayan reducido considerablemente, unos 5 a 7 minutos.
  2. Retirar del fuego y agregar el comino, el jugo del limón, queso blanco y condimentar con sal y pimienta.  probar para corregir la sazón
  3. Tomar dos moldes refractarios grandes (o varios pequeños si van a hacer porciones individuales) y llenar el fondo con salsa de tomate.
  4. Llenar cada tortilla con un par de cucharadas de espinacas, enrollar y ponerlas en el molde con el cierre hacia abajo.  Cubrir con más salsa de tomate y finalmente bañar con la salsa de queso (si se ha endurecido se puede calentar nuevamente hasta que tenga la textura deseada)
  5. En éste punto las enchiladas se pueden congelar o se pueden hornear directamente en horno precalentado a 375 por 15 minutos.
  6. Para recalentar las enchiladas congeladas, no es necesario descongelarlas primero, se pueden poner en el horno frío y hornearlas a 375F por 40 a 50 minutos, hasta que el queso esté derretido

Un pequeño recordatorio:  si no quieren perderse ninguna de las recetas de anacocina, les recomiendo suscribirse via mail, usando el botón que aparece a la derecha de éste post.  También pueden suscribirse vía facebook para que les lleguen anuncios con nuestras publicaciones

Salsa Mexicana de Tomate ahumado

7 oct

salsa de tomates ahumados

Bueno, no se que tan mexicana sea, depronto es más tex mex, pero es la más deliciosa versión de esas salsas que venden ya preparadas en los supermercados, y que son tan adictivas con nachos que uno no quiere nunca dejar de comer, y obviamente en éste caso pues es posible porque los ingredientes son todos bien ligeritos y naturales, así que se puede disfrutar con total abandono

Les estoy dando una receta grande… gigante… es un montón de salsa, pero es que en serio es épica, y van a querer mantenerla en la nevera o en el congelador, simplemente la dejan enfriar y la guardan en bolsitas ziploc y listo, la pueden congelar hasta por 3 meses sin problema.  La otra razón por la que ésta receta es tan grande es porque van a necesitarla como base para las recetas de las dos próximas semanas… es así de útil y de versátil! así que sin más introducción, a cocinar se dijo!

salsa mexicana de tomateReceta:  Salsa Mexicana de Tomate Ahumado

Ingredientes (para un montón!)

  • 1 kilo de tomates bien maduros, partidos por la mitad (usen los tomates más sabrosos que encuentren, normalmente yo evito los tomates larga vida porque no saben a nada)
  • 5 pimentones rojos medianos
  • 2 chile pasilla secos, sin semillas
  • 1 cucharadita de chipotle molido
  • 1 ají habanero sin semillas
  • 2 cucharadas de sal
  • 2 cucharadas de panela molida
  • 1 taza de agua
  • 3 cucharadas de vinagre blanco
  • 1/2 taza de cebolla morada finamente picada
  • 1/2 taza de cilantro picado
  • 2 cucharadas de semillas de girasol tostadas
  1. Precalentar el horno a 400F.  Poner los tomates en una lata de hornear con la piel hacia arriba, asegurando dejar suficiente espacio entre cada uno.  Hornear hasta que la piel esté ligeramente quemada, unos 15 minutos.   Dejar enfriar ligeramente
  2. En otra lata poner los pimentones y llevarlos al horno por 35 a 40 minutos, hasta que las pieles estén bien quemadas.  Dejar enfriar completamente para luego pelar, remover el corazón y las semillas y picar en trozos grandes
  3. En una olla grande a fuego alto poner los tomates, los ajíes, la sal, la panela y el agua.  Mezclar para combinar y llevar a ebullición
  4. Reducir el fuego a bajo y hervir lentamente, revolviendo con frecuencia, hasta que la salsa se haya reducido ligeramente y haya espesado, esto toma entre una hora y una hora y media, dependiendo de sus tomates.
  5. Sacar la salsa del fuego.  retirar los ajíes si quieren una salsa menos fuerte ( si les gusta el picante los dejan ahi).  Agregar el vinagre, la cebolla, el cilantro y las semillas tostadas
  6. Con una licuadora de mano, un procesador o una licuadora (con cuidado, de a poquitos y sin tapa porque esta caliente!), licuar hasta obtener la consistencia deseada.  Probar y ajustar la sazón (sal, panela, o vinagre) de ser necesario.
  7. Volver al fuego por 20 minutos adicionales.
  8. Dejar enfriar completamente.  Los sabores van a continuar asentándose mientras se enfría!

Deliciosa para servir con nachitos, pero luego les daré otras ideas de cómo usarla que se van a chupar los dedos!

Ensalada Tibia de Rábanos y Puerros

30 sep

A Javi le encantan los rábanos… los ama por completo, mucho más que yo… sin embargo siempre que compra se le olvidan y terminan relegados a un rincón de la nevera olvidados por siempre, porque la verdad a mi no me encantan crudos, y la única forma de prepararlos que conocía era encurtirlos en vinagre y pues hay un límite de cuántas jarras de rabanitos encurtidos puedo almacenar en mi nevera!… sobra decir que era un tema de constante discusión cuando hacíamos las compras: Javi siempre quiere comprar rabanitos, y yo siempre alegaba que no valía la pena, que siempre se echaban a perder antes de comerlos.

Hace unas semanas sin embargo, encontramos en el mercado unos rábanos negros… me parecieron tan hermosos que los compré inmediatamente, empeñada en encontrar una mejor forma de comerlos… obviamente pasaron casi tres semanas sin que me acordara de ellos, por suerte los rescaté cuando estaban a punto de fallecer!  encontré una receta que me llamó la atención y los resultados fueron inmejorables, es nuestra nueva forma favorita de comer rábanos, y Javi está feliz porque ahora los voy a comprar con mucha más frecuencia

Ensalada Tibia de Rabanos y PuerrosReceta:  Ensalada Tibia de Rábanos  y Puerros

Adaptada de Food for my Family

Ingredientes

  • 4 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharadita de sal gruesa
  • pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada de salvia finamente picada
  • 4 rábanos grandes cortados en láminas
  • 1 puerro pequeño cortado en láminas
  1. Precalentar el horno a 350F
  2. En un recipiente pequeño mezclar el vinagre, aceite, miel, sal y pimienta.  Batir hasta emulsionar todos los ingredientes
  3. Verter la vinagreta sobre los rábanos y los puerros, asegurando que queden todos bien cubiertos. Agregar la salvia y mezclar bien
  4. Llevar al horno en una lata, asegurando que queden en una sola capa, hornear por 15 minutos hasta que los rábanos empiecen a arrugarse y los puerros estén ligeramente dorados

 

 

Que les parece? hay algo que ustedes siempre compren con la intención de prepararlo y casi siempre se termina perdiendo en la nevera?

En otras noticias, por solicitud de algunas amigas he creado una nueva categoría de Ensaladas… la encuentran a la derecha!

 

 

Bizcochitos de Maiz y Queso Crema

23 sep

Hoy es un dia super importante para mi, por fin les puedo contar un proyecto que lleva varios meses entre el tintero:  hoy vuelvo a la universidad!!! así de emocionante! a partir de hoy y por un año estaré asistiendo a una de las mejores universidades de Perú para especializarme en Panaderia y Pastelería… y quien sabe, depronto mi gran sueño de tener una panadería ahora si se pueda volver realidad!

Bizcochitos de maíz y quesoPor el próximo año, cuatro días a la semana me pondré un uniforme completo, incluyendo gorrito y esos horrorosos pero cómodos suecos de cocina, e iré a perfeccionar lo que instintivamente vengo compartiendo con ustedes hace años… perfeccionaré mi técnica, aprenderé cosas nuevas y me llenaré de inspiración y conocimientos que podré seguir volcando en éste sitio, así que deséenme suerte!

Hoy les traigo una recetita que es una variación de éstos famosos bizcochitos de desayuno que siempre hay en mi casa… y en serio son famosos, cada que la gente viene a desayunar a mi casa los piden, y hasta mi hermana me hizo prepararlos una vez en su casa donde el único horno era un hornito tostador pequeñísimo donde cabían como tres en cada tanda.  Pues decidí que al ser una de mis recetas más populares, iba a encontrar como variarla un poco, y aprovechando que en el último viaje a Colombia me había traído varios paquetes de harina para arepas, pues aproveché… la receta quedó magnífica, y lo mejor es que estos bizcochitos son perfectos para congelar y luego hornear sólo los que se van a comer

\

Bizcochitos de maíz y queso RECETA:  BIZCOCHITOS DE MAIZ Y QUESO

Ingredientes: 24 unidades

  • 1 cucharada de vinagre
  • 3/4 taza de leche
  • 1 taza de harina para arepas (areparina, harinapan, masarepa)
  • 1 taza de harina de trigo *
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 4 cucharadas de mantequilla fría
  • 1 paquete de queso crema (225 gramos)
  • mantequilla derretida para hornear
  1. Precalentar el horno a 400F
  2. Mezclar la leche con el vinagre, dejar reposar por 5 minutos hasta que empiece a cortarse
  3. Aparte, en el procesador, poner las harinas, el azúcar, la sal y el polvo de hornear.  pulsar un par de veces para mezclar
  4. Agregar la mantequilla y el queso crema.  Pulsar para cortarlos en la harina hasta que tenga la textura de arena húmeda
  5. Añadir la leche lentamente, procesando sólo hasta que la masa se despegue de las paredes del procesador y forme una bola.  si se está trabajando a mano, hay que tener cuidado de no mezclar demasiado.  acá encuentran un buen video que muestra la mejor técnica de mezclar a mano una masa suave
  6. En una superficie enharinada, extender la masa hasta aproximadamente dos centímetros de espesor, cortar con molde de galletas o con el borde de un vaso, y pasar a una lata de hornear.
  7. Si se van a guardar para consumir luego, se pone la lata con los bizcochitos, cubiertos con un plástico, en el congelador hasta que estén duros. Luego se retiran y se pasan a una bolsa ziploc.  Se pueden guardar hasta tres mese
  8. Para consumirlos, se pintan por encima con mantequilla derretida  y se hornean en una lata engrasada por 10 minutos si están frescos, o 15 si están congelados, hasta que estén dorados por encima.  Dejar enfriar ligeramente y comer con mantequilla, mermelada, miel… como quieran!!!

En otras noticias, estoy feliz escribiendo éste post desde la mesa de mi terraza! hoy salió el sol en Lima!!! esperemos que ya lo peor del invierno haya pasado y que tengamos más de éstos bellos días para disfrutar al aire libre!!!

*  no lo he intentado, pero se me ocurre que ésta receta se puede hacer libre de glúten reemplazando la harina de trigo por harina (no almidón) de yuca….  probaré y les aviso!

Enchiladas para el Desayuno

16 sep

Me van a perdonar por la falta de fotos en este post, pero hubo una confluencia de eventos:  por un lado, las enchiladas no son el plato más fotogénico del mundo, y por otro lado, éstas quedaron tan deliciosas que sólo tuve tiempo de tomar una foto antes que desaparecieran en el desayuno del domingo!

En lo que respecta a desayunos éste es mi plato ideal:  huevos como proteína principal, queso, verduritas y un montón de sabor, y como no tiene muchas harinas pues uno queda livianito y lleno de energía para empezar el día… lo mejor es que se puede preparar desde el día anterior y sólo hornearlo en la mañana, o incluso se puede preparar en mayores cantidades y congelarlo en moldes de aluminio para hornearlo cualquier día, ya que también son deliciosos por la noche como una cena ligera!

Y pues sin fotos ni nada… acá vamos por la receta de desayuno más deliciosa que me he inventado en los últimos tiempos… antójense, háganla, y por favor cuando la estén disfrutando pongan fotos en su facebook o en su instagram usando el hashtag #anacocina para yo poderlas ver! nada me hace más feliz que saber que ustedes están disfrutando éstas recetas que yo hago con tanto amor

 

Enchiladas de desayuno

RECETA:  ENCHILADAS PARA EL DESAYUNO

Ingredientes (para 10 enchiladas)

  • 1/2 cebolla cortada en pluma
  • 1 pimentón cortado en cubos grandes
  • 1 puñado de tomates cherry picados en cuartos
  • 4 tomatillos, o 1 tomate verde, picado en cubos grandes
  • 2 jalapeños sin semillas y picados finamente
  • 3 cucharadas de cilantro picado
  • 1 diente de ajo picado finamente
  • 8 huevos orgánicos
  • 2 porciones de salsa de cheddar y cerveza  (para hacer la receta sin glúten, pueden reemplazar la cerveza por 1/2 taza más de leche, y cambiar la harina de trigo por almidón de yuca o de maíz, queda también deliciosa!!!)
  • 10 tortillas de maíz
  • 1/4 taza de queso mozzarella rayado
  • sal, pimienta, aceite de oliva

 

  1. Precalentar el horno a 400F
  2. Llevar a fuego alto una sartén antiadherente grande. Agregar un par de cucharadas de aceite, y poner la cebolla, el pimentón, los tomates cherry, tomatillos y jalapeños.  Saltear hasta que las verduras estén secas y doradas.  Agregar el ajo y el cilantro, condimentar con sal y pimienta y saltear por un par de minutos adicionales
  3. Aparte en un recipiente grande batir los huevos y ponerles un poco de sal y pimienta
  4. Bajar el fuego de la sartén al mínimo, agregar los huevos y revolver con suavidad pero constantemente, justo hasta que empiecen a “cuajar”.  El secreto de los huevos revueltos esponjositos es tener paciencia y no subirle al fuego!
  5. Retirar los huevos del fuego, agregar 1/3 de la salsa de queso y revolver
  6. Tomar las tortillas y rellenar cada una con un par de cucharadas de la mezcla de huevos, enrollarlas e irlas poniendo con el cierre hacia abajo en un molde refractario
  7. cubrir las enchiladas con la salsa de queso restante, espolvorear con el queso rayado y llevar al horno precalentado por 20 a 30 minutos, hasta que la superficie esté dorada y burbujeante
  8. Dejar enfriar unos 15 minutos antes de servir (para poderlas cortar!). Decorar con tomates y un poco de cilantro

 

Para los carnívoros incorregibles, también le pueden poner media taza de chorizo molido a los huevos!

No me digan que no se les cae la baba de sólo pensar en éste desayunito?  yo hice porción doble y ahora tengo la suerte de tener una bandeja enterita en el congelador… quien quiere venir a desayunar mañana?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.019 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: