Merengues de Pistachos, Rosas y Frambuesas

21 abr

Merengues de pistachos, rosas y frambuesasComo parte de este impulso de probar cosas nuevas y expandir los límites, decidí hacer unos merengues para ustedes… pero primero la historia de por qué:  siempre le he tenido miedo a los merengues!  son probablemente mi dulce favorito, sin embargo siempre fueron mi némesis, siempre fueron el postre que yo no podía hacer! me quedaban terribles, se derretían, se quemaban, nunca secaban… nunca los logré entender, aunque la gente siempre me decían que eran facilísimos yo les tenía terror!

Así que esta vez me armé de valor, investigué varias recetas, hice un par de intentos y voilá! merengues deliciosos, crujientes, perfectos, como a mi me gustan! la verdad es que aprendí que no tienen ningún misterio, ningún truco, únicamente requieren paciencia y una buena receta.  Y pues como siempre tengo que darle una vueltita a todo, estos merengues van bien saborizados con una combinación que los hace bellos y deliciosos como para acompañar una deliciosa tacita de té.  (y para aquellos que no comen gluten, son una buena alternativa de postre que reemplaza a las galletitas!)

Esta receta entonces viene con un reto:  cual es esa cosa que ustedes nunca se han atrevido a cocinar?  ponganla en los comentarios y yo escogeré un par para ponerles mi receta y que la podamos hacer juntos, que opinan? se le miden a probar una receta que siempre les pareció imposible?

Merengues de pistachos, rosas y frambuesas

RECETA:  MERENGUES DE PISTACHOS, ROSAS Y FRAMBUESAS

Ingredientes (para un montón de merenguitos)

  • 4 cucharadas de mermelada de frambuesa
  • 1 cucharada de agua de rosas (comestible, no cosmética, se consigue en las tiendas de comida del medio oriente)
  • 3 cucharadas de agua
  • 100 gramos de claras de huevo a temperatura ambiente (mejor aún si tienen un par de días de haber sido separadas)
  • 200 gramos de azúcar blanca
  • 1/4 cucharadita de cremor tártaro ( o media cucharadita de vinagre blanco)
  • 1/4 taza de pistachos tostados finamente picados
  1. Precalentar el horno a 100C.  Preparar dos latas de horno cubiertas con papel mantequilla o con tapetes de silicona, y una manga de pastelería con boquilla gruesa.
  2. Lavar y desengrasar muy bien el bowl y el globo de la batidora, preferiblemente con agua hirviendo.  Secarlos completamente con una toalla de papel
  3. En una olla pequeña a fuego bajo disolver la mermelada con el agua de rosas y el agua hasta que tenga textura de salsa. dejar bajar a temperatura ambiente
  4. Mezclar el cremor tártaro con una cucharada de azúcar, disolver bien (si están usando vinagre no es necesario mezclarlo)
  5. Poner el resto del azúcar en el procesador de alimentos o en la licuadora por un par de minutos, hasta obtener cristales muy finos
  6. Poner las claras a batir a velocidad baja junto con el cremor tártaro o vinagre, hasta que estén espumosas
  7. Agregar el azúcar de forma lenta y constante, en forma de lluvia, y subir la velocidad de la batidora al máximo si es de mano, a 8 si es una batidora de pedestal.  Batir hasta que se formen picos firmes (que las puntas no se caen sobre si mismas) y el merengue está liso y brillante, y al frotarlo entre los dedos no se le sienten los gránulos de azúcar
  8. Otro tip para saber si el merengue ya está listo y están usando una batidora de pedestal, es mirar bien el globo:  el merengue está cuando ya no se ve el alambre del fondo del globo con la batidora andando a velocidad 8.
  9. Agregar la mermelada y la mitad de los pistachos al merengue, incorporándolos suavemente y con rapidez, usando una espátula grande usando movimientos envolventes para no quitarle aire a la mezcla.  No importa si quedan vetas
  10. Rellenar la manga con el merengue.  Hacer pequeños discos de aproximadamente dos centímetros de diámetro en las latas, pueden quedar cerca ya que los merengues no crecen en el horno, pero es importante trabajar con rapidez para que el merengue no se caiga.  Espolvorear los pistachos restantes por encima
  11. Hornear a 100C por dos horas, volteando las latas e intercambiando las rejillas al cabo de una hora.  Dejar enfriar dentro del horno

Se que se ve como un proceso tedioso, pero realmente toma menos de 20 minutos desde que empiezas hasta que están en el horno, y puedes dejarlos allí toda la noche para que mágicamente al día siguiente tengas unos deliciosos merengues!  se pueden guardar en un recipiente hermético por un par de semanas (tal vez menos si estás como yo en un ambiente muy húmedo)+

Entonces? se le miden al reto de las recetas imposibles?  quedo pendiente de sus comentarios!!!

Crostinis de Cebollas Caramelizadas con Bourbon y Miel

14 abr

Crostini con cebollas caramelizadasNo puede ser! hace más de un mes que no pongo recetas! los dejé completamente abandonados y sin siquiera contarles por qué me desaparecí!!!   Lo que pasó es que estaba estudiando.  Ustedes ya saben que yo soy un poco hiperactiva, que me encanta aprender cosas nuevas, y éste último año he estado muy dedicada al yoga, entonces me metí a un curso para certificarme como profesora de yoga

La verdad es que fueron unas semanas ocupadas, cansadoras e inigualablemente maravillosas y gratificantes.  En el yoga yo he encontrado la única actividad física que realmente disfruto (porque toda mi vida luché contra el gimnasio y los deportes)… es más, lo disfruto tanto que me levanto tempranísimo todos los días, y me levanto feliz, para llegar a mis clases a primera hora de la mañana… ni yo me reconozco!  Pero más allá de eso también he encontrado mucha tranquilidad, mucha aceptación, y una comunidad de gente hermosa que me ha recibido con un montón de amor.  Estudié no porque quiero enseñar, creo que aún me falta mucho para estar lista para compartir lo poco que sé;  Estudié porque quiero seguir profundizando en éste camino, quiero seguir mejorando mi práctica, explorando los límites de mi cuerpo y de mi mente, aprendiendo cosas nuevas.

Mientras estudiaba no tuve tiempo para casi nada, ni para cocinar, ni siquiera para hacer pan, pero este descanso me ha servido mucho también para abrir la mente y pensar nuevas recetas… así que acá vuelvo, con mucho entusiasmo vamos acá también a expandir los límites, a probar cosas diferentes, combinaciones imprevistas…

RECETA:  CROSTINIS DE CEBOLLAS CARAMELIZADAS CON BOURBON Y MIEL

cebollas caramelizadas con bourbon y mielIngredientes

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 5 cebollas moradas medianas cortadas en pluma
  • 1/4 taza de bourbon
  • 2 cucharadas de miel de abejas
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • Pan baguette
  • Queso Cheddar blanco (mientras más maduro mejor!)
  1. En una olla mediana poner a calentar el aceite de oliva a fuego medio
  2. Agregar las cebollas, reducir el fuego a bajo y dejar caramelizar, revolviendo ocasionalmente, hasta que las cebollas estén bien doradas.  Este proceso toma aproximadamente 45 minutos, no requiere mucho trabajo, pero si es importante estar cerca sobre todo cuando empiezan a dorar para asegurar que no se quemen!  Mientras más lento el fuego, más ricas quedan las cebollas
  3. Agregar el bourbon, la miel y el vinagre.  Revolver y cocinar por unos cinco minutos, hasta que se evapore el alcohol

Las cebollas caramelizadas se pueden guardar en un recipiente de vidrio en la nevera por un par de semanas

Para armar los crostinis, tostar las tajadas de pan, untarlas con un poco de aceite de oliva, y ponerles encima una tajada de queso y una cucharadita de cebollas caramelizadas

Les gustó la receta? me extrañaron?  que recetas quieren ver en AnaCocina las próximas semanas? aprovechen que estoy inspirada y llena de energía!

Indulgente – Pudín de Caramelo y Bourbon

3 mar

Pudín de caramelo y bourbon

Por éstos días ando ocupada, con la cabeza en mil cosas y con millones de proyectos (un par que seguro les van a encantar, ya tendrán noticias muy pronto!), me paso los días haciendo listas de pendientes, porque yo soy fanática de las listas – que le vamos a hacer, hay que alimentar un poco la personalidad obseso-compulsiva que vive en mi! – y entre tanta ocupación agradezco infinitamente tener un congelador lleno de comidas preparadas y porcionadas que acumulé en los últimos meses, porque no me queda tiempo sino para recalentar!… sin embargo, cuando me siento ansiosa normalmente me da antojo de dulce

Pues hace unos días llegué a mi casa por la noche antojadísima de dulce, y me di cuenta que no había en mi casa nada, ni un chocolate, ni un postrecito, nada que llamara mi atención… pero con una miradita rápida a la alacena me di cuenta que tenía todos los ingredientes para hacer pudín de caramelo, que delicia! uno de mis postres favoritos de la niñez! y que además se hace rapidísimo, entonces le di un pequeño twist con la adición de bourbon para hacerlo un poquito más divertido para adultos, y acá esta ahora, para todos ustedes!

Pudín de caramelo y bourbon

RECETA:  PUDIN DE CARAMELO Y BOURBON

Adaptado de The Pioneer Woman

Ingredientes

  • 1.5 Tazas de azúcar morena
  • 1/2 cucaradita de sal
  • 2.5 tazas de leche
  • 4 cucharadas de almidón de maiz (maicena)
  • 1/2 taza de bourbon (o whiskey, o ron!, o si no quieren con licor, entonces más leche!)
  • 4 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  1. En una olla mediana poner el azúcar y la sal a fuego bajo hasta que el azúcar empiece a derretir
  2. Aparte disolver el almidón de maiz en la leche, agregar el bourbon y las yemas
  3. Agregar los líquidos al azúcar y subir el fuego a medio, revolviendo ocasionalmente para que no se pegue, hasta que la mezcla espese y empiece a burbujear con fuerza, unos 12 minutos aproximadamente.  Dejar hervir por un minuto adicional, revolviendo constantemente
  4. Retirar del fuego, agregar la mantequilla y mezclar
  5. Verter en los recipientes en que se va a servir y refrigerar por dos horas antes de comer!

 

Cual era su postre favorito de la infancia? todavía lo comen?

Saludable – Quinoa con Jalapeños y Coles de Bruselas

17 feb

Estos últimos días me ha costado un poco cocinar.  Hay temporadas en que es fácil caer en la tentación de ir a un restaurante, o comer una arepa o un pan tostado, en vez de hacer una comida de verdad.  Sin embargo yo sé que me siento mejor cuando cocino yo, cuando hago comidas completas en los horarios regulares en vez de dejarme morir de hambre y luego tragar sin pensar cualquier cosa que se me pasa por el frente; sin embargo, aunque sabía que es mejor para mí, aún no lograba encontrar la inspiración o la iniciativa para empezar a cocinar nuevamente

Quinoa con jalapeños y coles de bruselas

Luego de mucho pensarlo, llegué a encontrar la razón de mi falta de ánimo:  y es que llevo varios días luchando contra el concepto de “comida saludable” que siento que me ha encasillado acá en AnaCocina… y es que lo que me confunde es que “saludable” se ha vuelto sinónimo de dietético, y ese no es mi objetivo acá:  yo no creo en la comida light, yo no creo en ninguna de las dietas que rápidamente son tendencia y pronto desaparecen, yo no creo en alimentos mágicos que te van a hacer bajar de peso y prevenir el cáncer y la caída del pelo todo con una cucharada diaria!  Para mi comer bien es alimentar el cuerpo y el alma, con comida sabrosa y nutritiva, cosas que te hagan feliz.  Para mi no hay mejor dieta que la moderación y la capacidad de escuchar a tu cuerpo, y no hay forma más segura de garantizar que estás saludable que cocinando un montón, poniendo mucho cuidado a la calidad de tus ingredientes, y compartiendo tus comidas con las personas queridas

Cuando me di cuenta de esto, se abrieron nuevamente miles de posibilidades en mi mente:  no tengo que cocinar sin grasas, no tengo que cocinar sin glúten ni vegano… entiendo que muchos de ustedes por elección o por condición médica evitan ciertos alimentos, pero AnaCocina se creó para ser un espacio de inspiración, así que voy a volver a cocinar de todo… algunas recetas tendrán muchísima mantequilla y crema, y pues les recomiendo que las coman únicamente en ocasiones especiales, y seguiré llenando éste espacio de montones de frutas y verduras que son mis alimentos favoritos… pero no vamos a encasillarnos más, vamos a comer rico… que no hay nada más saludable que una comida hecha en casa, con amor, que te llena la panza lo suficiente para que no estés picando en media hora, y que te llena todos los sentidos!  y pues ésta receta muchos de ustedes dirán que es super light… bienvenidos los que así la encuentran… yo les diré que éste es un plato delicioso, llenísimo de sabor y textura, que además sirve perfecto para llevarlo en la lonchera y que sabe rico frío o tibio por lo que es súper conveniente para las personas más ocupadas

Quinoa con jalapeños y coles de bruselas

RECETA:  QUINOA CON JALAPEÑOS Y COLES DE BRUSELAS

Adaptado de Simple Bites

Ingredientes (para 2 personas como plato fuerte, 4 como acompañamiento)

  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de quinoa
  • 2 tazas de agua
  • 4 jalapeños frescos
  • 1/2 taza de pistachos pelados
  • 3 cucharadas de cebolla morada picada
  • 1 taza de coles de bruselas picadas
  • 1 cucharadita de ajo picado
  • 1 limón preservado en sal
  • opcional:  queso feta
  • Sal y pimienta al gusto
  1. En una olla pequeña agregar dos cucharadas de aceite de oliva y calentar a fuego medio.  Agregar la quinoa, mezclar y tostar por unos segundos y luego agregar el agua.  Una vez el agua hierva, cubrir, reducir a fuego lento y cocinar por 15 minutos.  Al finalizar apagar y dejar cubierto
  2. Cortar los jalapeños por la mitad, quitar las venas y semillas con una cuchara pequeña y lavarlos con abundante agua caliente, cuidando no aspirar el vapor.  Picar bien chiquito
  3. En una sartén calentar las dos cucharadas restante de aceite de oliva.  Agregar los pistachos y tostar ligeramente.  Agregar los jalapeños y la cebolla y dorar por unos minutos.  Agregar las coles de bruselas y el ajo y saltear por unos cinco minutos, hasta que todo esté dorado
  4. Separar la pulpa del limón de la cáscara.  picar la pulpa y agregarla a la quinoa, condimentando con un poco de sal y pimienta, y mezclarlo todo con un tenedor.
  5. Picar la cáscara del limón en pequeños hilos y agregarlos a las coles de bruselas
  6. Mezclar las coles de bruselas con la quinoa, revisar y ajustar la sazón al gusto.  Agregar el queso feta si están usando

Que opinan de mi punto de vista sobre lo que es saludable? están de acuerdo?  les gusta AnaCocina cuando es más variado?

Ensalada tibia de Lentejas con vinagreta de Albahaca Morada

4 feb

Ensalada de lentejasSeguimos acá con los deliciosos platillos de verano!  para esta semana les tengo una ensalada a base de lentejas, que son una de mis legumbres favoritas:  son bajas en calorías, muy ricas en nutrientes, y fáciles y rápidas de preparar, por lo que para mi son infaltables!    Además, por ser tan ricas en fibra, queda uno llenito y satisfecho después de comer.

Esta no es una ensalada de esas que los chicos dicen:  te va a dar hambre en dos horas, por el contrario,  esta ensalada es un almuerzo súper completo, la combinación de legumbres y granos hacen que estemos consumiendo proteínas completas y suficientes incluso para las actividades físicas más exigentes… y como todo acá, nadie va a pensar que está comiendo “saludable”, sólo van a pensar que la comida estuvo deliciosa!

 

 

Ensalada de lentejas

RECETA:  ENSALADA TIBIA DE LENTEJAS CON VINAGRETA DE ALBAHACA MORADA

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 taza de lentejas rojas
  • 1 cucharadita de paprika ahumada
  • 1/4 cucharadita de ají en polvo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Jugo de 1 limón
  • 1 puerro finamente picado
  • 1.5 tazas de maíz amarillo dulce
  • 2 tazas de tomates cherry picados a la mitad (yo usé unos tomates miniatura, tan pequeñitos que no había que picarlos)
  • 2 cucharadas de perejil liso picado

PARA LA VINAGRETA

  • 1/2 taza de hojas de albahaca morada
  • 2 cucharadas de vinagre de vino
  • 1/3 taza de aceite de oliva
  • sal y pimienta

 

  1. En una olla a fuego medio poner dos cucharadas de aceite de oliva, las lentejas, paprika y el ají.  Sofreír ligeramente por un par de minutos.
  2. Agregar dos tazas y media de agua y dejar hervir hasta que toda el agua se evapore y las lentejas estén blandas, aproximadamente 20 minutos, aderezar con sal, pimienta y jugo de limón
  3. Aparte en una sartén a fuego medio sofreír los puerros en un poco de aceite de oliva hasta que estén dorados.  Agregar el maíz y los tomates y dorar por unos tres a cinco minutos.
  4. Preparar la vinagreta poniendo la albahaca con el vinagre en un procesador hasta que esté finamente picada.  Agregar el aceite lentamente hasta emulsionar y condimentar con sal y pimienta
  5. Mezclar todo y servir!

 

Esta ensalada también es una excelente lonchera! sabe delicioso incluso un par de días después, yo les recomiendo eso si no comerla fría de la nevera sino esperar que tome temperatura ambiente…

Que dicen? listos para llevar ensalada a la oficina ésta semana?

 

 

Berenjenas Apanadas al horno (una receta sin glúten!)

27 ene

Me estoy derritiendo! oficialmente!  yo que siempre he sido friolenta éstos últimos días me muero todo el tiempo de calor, y la humedad me anda ahogando, creo que me falta un par de pulmones adicional para poder respirar mejor, porque siento que cada que inhalo lo que entra a mis pulmones es agua y no aire!!!

En este verano entonces me provoca comer sólo verduras… y pues como uno no puede vivir únicamente de ensaladas me ha tocado buscar maneras creativas que no impliquen mucho tiempo en la cocina y sobre todo que no me toque acercarme mucho al fogón! y pues de ahí viene ésta receta.

Muchas personas le tienen miedo a las berenjenas que porque quedan amargas:  acá el secreto entonces es, por un lado, escoger berenjenas bebés o pequeñas, que tienden a tener un sabor más suave, y por otro lado el tiempo de horno que hace que queden blanditas y un poco caramelizadas.   El apanado se hace con harina de almendras, una buena oportunidad para usar toda la que deben tener en el congelador luego de hacer su leche de almendras, y queda entonces sin glúten, crocantes, deliciosas, mejores que las papitas fritas y mucho más saludables!!! les prometo que no van a sobrar

Berenjenas apanadas

RECETA:  BERENJENAS APANADAS AL HORNO

Ingredientes

  • 4 berenjenas pequeñas
  • 4 cucharadas de almidón de yuca
  • 2 tazas de harina de almendras
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 huevos
  • 1 pizca de pimienta de cayena (al gusto, dependiendo de que tan picante lo quieran)
  • 1/2 cucharadita de paprika ahumada
  • Para servir:  Salsa de blue cheese, o para los que no comen lácteos, salsa de tomate ahumado
  1. Precalentar el horno a 180C/ 350F  (si su horno tiene convección, es un buen momento para usarlo).  Forrar una bandeja para el horno con silpat o con papel mantequilla ligeramente aceitado
  2. Pelar las berenjenas y cortarlas en trozos grandes, más o menos del tamaño y forma de una papa a la francesa
  3. En un bowl mediano mezclar el almidón, la harina de almendras y la sal
  4. En un bowl aparte mezclar el aceite. los huevos, la pimienta de cayena y la páprika
  5. Trabajando un trozo a la vez, presionar la berenjena en la mezcla de harina hasta que cubra todos los lados, luego sumergirla rápidamente en la mezcla de huevos, escurrir bien y ponerlas en la bandeja dejando suficiente espacio entre cada trozo
  6. Llevar al horno por 20 a 30 minutos (dependiendo de que tan gruesas sean sus piezas), hasta que estén doradas y crujientes
  7. Servir inmediatamente con la salsa de su preferencia

Que opinan?  lo quieren intentar?  una versión de comida chatarra no tan pecaminosa e increiblemente deliciosa !!! no van a extrañar los anillos de cebolla, les prometo

Ensalada de Pavo, Duraznos y Pistachos

13 ene

Ensalada  de pavo, duraznos y pistachos

Del desayunito de la semana pasada pasamos ahora al almuerzo… y es que todos necesitamos ideas de almuerzos saludables, que podamos preparar con lo que tenemos en la nevera y que se puedan guardar fácilmente para poderlos llevar a la oficina… pues ésta ensalada cumple con todos los requisitos y con creces:  les sirve para usar ese pavo que ha quedado en el congelador resultado de las fiestas navideñas y además sabe aún mejor al día siguiente de haber sido preparada… perfecto no?  se me antoja hasta hacer un picnic!

Ésta receta es una variación de la típica ensalada de pollo que hacían las mamás cuando estábamos en el colegio, pero al cambiar la mayonesa por yogurt griego la hacemos mucho más ligera, el vinagre cancela la dulzura de los duraznos y los pistachos le dan ese crujiente que es tan necesario en las ensaladas… no se diga más, a cocinar!

Ensalada  de pavo, duraznos y pistachos

RECETA:  ENSALADA DE PAVO, DURAZNOS Y PISTACHOS

Adaptada de Simple Bites

Ingredientes (Para 2 personas)

  • 6 cucharadas de yogurt griego
  • 1 cucharada de queso crema
  • 1/2 diente de ajo finamente picado
  • 1/4 cucharadita de paprika ahumada
  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharadita de sriracha o cualquier otra salsa de ají al gusto
  • 1.5 tazas de pavo cocido y desmechado
  • 2 cucharadas de pistachos tostados
  • 2 cucharadas de cebolla blanca picada
  • 2 tallos de apio picados
  • 1/4 de taza de duraznos secos picados
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • Sal y pimienta
  1. Para el aderezo batir bien el yoghurt con el queso crema, el apio, páprika, vinagre y ají hasta que todos los ingredientes se emulsionen
  2. Mezclar todos los otros ingredientes y aderezar.  Agregar sal y pimienta al gusto.
  3. Guardar en un recipiente cubierto en la nevera al menos por dos horas (idealmente hasta el día siguiente).  Servir sólo como ensalada, o sobre galletas o panes como si fuera un dip

Ensalada  de pavo, duraznos y pistachos

NOTA: PARA LOS VEGETARIANOS – se puede reemplazar el pavo por garbanzos… queda también deliciosa!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.241 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: